economia circular

Visibilizando el valor de la “basura” (parte III)

¿Qué pasaría si las sobras de nuestras actividades diarias, como cocinar, fueran insertadas dentro de nuestra economía local? Seríamos un país rico en recursos, oportunidades y mucho más. 

 

Actualmente, la economía de nuestro País, y la mayoría del mundo, se basa en un modelo lineal que fomenta una cultura de uso y desecho. Pero hay una alternativa: la economía circular- un sistema en el que las materias primas, productos y residuos son reutilizados y mantenidos en uso constante.

En este sistema, residuos como cáscaras, metales y neumáticos se convierten en materia prima para crear nuevos procesos, productos y servicios. Este modelo económico se visualiza como “ciclos cerrados” donde  los recursos no se “escapan” (desperdician), sino que son rescatados.  

 

“La economía circular busca que estos materiales se mantengan dentro de la economía del País el mayor tiempo posible, sin que ni siquiera sufran llegar al vertedero”, indicó el ingeniero ambiental y fundador de TAIS, Carlos Pacheco Irizarry. 

 

Este es el tipo de economía que TAIS practica ya que convertimos los residuos de alimentos en composta que nutre la tierra. 

 

La forma típica en que se manejan los residuos sólidos en Puerto Rico está atada a un modelo de consumo lineal e ineficiente según Hernaliz Vázquez Torres. La organizadora de justicia ambiental de Sierra Club Puerto Rico dice que es necesario adoptar una nueva visión y política pública que se base en los principios de diseñar para eliminar el desperdicio y la contaminación, así manteniendo los productos y materiales en uso y regenerando los sistemas naturales. 

 

“Los residuos sólidos tienen que ser reconocidos como recursos”, sostuvo la organizadora, resaltando que los residuos son el fundamento de una economía circular. 

 

El valor de los residuos orgánicos cae en su versatilidad, pues es un recurso que, por ejemplo, se puede transformar en composta y energía. Sin embargo, en Puerto Rico, este tipo de residuo muchas veces es ignorado dado a que son materia pesada, generan olores y lixiviados, y requieren condiciones específicas para ser manejados correctamente y de manera eficiente. 

 

Según el Ingeniero, Puerto Rico se ha centrado en los últimos 30 años en un “reciclaje convencional”, que solamente se enfoca en reciclar materiales “fáciles”, dejando a un lado los residuos orgánicos. Además, explicó que la mayoría de estos materiales son exportados a otros países, lo que no permite un verdadero reciclaje. 

 

“El reciclaje es cuando transformamos algo en otra cosa. En Puerto Rico, lo más que se hace es un desvío, dando estos recursos para que otros países terminen haciendo nuevos productos”, expresó Pacheco Irizarry, quien además destacó que la tasa de desvío en el País es de apenas 10 por ciento. 

 

¿Qué debe ocurrir? 

Según Vázquez Torres, atender los residuos sólidos requiere mirar su manejo de una manera sistemática. La crisis del manejo de residuos sólidos en Puerto Rico va más allá de los vertederos y los diferentes efectos ambientales.

 

Pacheco Irizarry propone que cada municipio y comunidad tenga un reciclopónico. “Esto se refiere a una compostera que, a la vez, tiene las condiciones para sembrar y vender para alante productos frescos.” El ingeniero, además, sugiere parques de reciclaje en cada municipio donde se puedan acopiar los demás residuos inorgánicos. 

 

Un reciclopónico, a su vez, servirá como un centro comunitario y área verde y recreativa donde integrantes de una comunidad pueden recibir talleres sobre la siembra urbana, el compostaje y otros temas. 

 

De igual forma, el Ingeniero urge la necesidad de crear un fideicomiso que se encargue de manejar la crisis de residuos sólidos del País. “Esto implica que este (el fideicomiso) tenga la capacidad de multar, llevar estadísticas, crear políticas y hacer una planificación del manejo de los residuos sólidos”, explicó Pacheco Irizarry.

 

Responsabilidad compartida 

Abordar la problemática del manejo de residuos sólidos en Puerto Rico no recae solamente en el gobierno, es una responsabilidad que se divide en tres partes: el pueblo; las empresas; y el gobierno.

 

Debemos exigir responsabilidad y acción de las tres partes. ¿Qué puedes hacer tú? Comienza a tomar agencia propia del manejo de residuos sólidos desde el hogar. Lee más sobre el tema aquí.

 

“Puerto Rico no tiene más opciones que buscar un mejor manejo de los residuos sólidos. Necesitamos impulsar este tipo de metodología (economía circular). No porque sea una moda, sino porque es una necesidad y una urgencia”, enfatizó Pacheco Irizarry.

 

La necesidad de elegir un modelo consciente y rediseñar la manera en que manejamos nuestros residuos sólidos es imperativo para obtener un desarrollo sostenible y mayor autonomía en Puerto Rico.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Login

Don’t have an account yet? Register here.