jasmin-sessler-CIItgnBEOgw-unsplash

Visibilizando el valor de la “basura” (parte II)

¿Cuáles son los diferentes residuos sólidos y cómo podemos asegurar un manejo responsable?

 

Este artículo es parte de una serie, lee la primera parte aquí.

 ¿Alguna vez has pensado en los diferentes tipos de residuos sólidos que existen? Diariamente, generamos toneladas de residuos que tienen un gran potencial de ser transformados para industrias existentes o emergentes – pero, ¿sabes cuáles son y cómo manejarlos? 

 

Según el ingeniero y fundador de TAIS, Carlos Pacheco Irizarry, los residuos son sobrantes de actividades de transformación de materiales. Por ejemplo, cuando cocinamos un majado de yuca, sobran las cáscaras; cuando se cose un traje, sobran los retazos de tela. El no darle una segunda vida a estas sobras las convierte en “basura”. 

 

“La basura no debería existir”, expresó Pacheco Irizarry. “Cuando mezclamos los residuos orgánicos con el plástico, cartón, etcétera es que creamos basura”, añadió, enfatizando en la importancia del proceso de separación en la fuente de los residuos sólidos. 

 

En nuestra sociedad de alto consumo, existen múltiples fuentes que generan residuos sólidos, incluyendo industriales, agrícolas, sanitarios, domésticos y urbanos. La manera más general de distinguir los residuos que generamos es orgánicos e inorgánicos

Materiales orgánicos

Los residuos orgánicos son cualquier material biodegradable que proviene de plantas o animales. Estos se categorizan en tres grupos:

Residuos de comida, agrícolas y estiércoles

De hogares, cafeterías, restaurantes, fábricas y fincas; incluye papel o cartón contaminado con comida

Material vegetativo y residuos de cultivo

Ramas, hojas y maderas

Biosólidos

Material proveniente de plantas de tratamiento de aguas usadas

De los residuos de comida no industriales que terminan en los vertederos, el 40 por ciento es generado en nuestros hogares. Cuando los orgánicos se descomponen, producen metano— un gas de efecto invernadero que atrapa el calor en la atmósfera 84 veces más que el CO2 (lo que provoca el calentamiento global). Asimismo, los lixiviados que percolan contaminan el suelo y aguas subterráneas. Todos estos materiales representan una oportunidad para crear composta para alimentar la agricultura local. 

Materiales inorgánicos

Los residuos inorgánicos son aquellos desechos de origen no biológico, de origen industrial o de algún otro proceso no natural. Estos materiales tienen mayor durabilidad, por lo que tardan mucho tiempo en degradarse.

Plásticos a base de petróleo

El plástico es uno de los materiales que más tarda en degradarse, haciéndolo un material extremadamente dañino para el ambiente pues comúnmente logra introducirse a cuerpos de aguas, suelo y aire.

Papel y cartón

La mayoría de los residuos de papel y cartón son generados en escuelas, oficinas de trabajo y establecimientos. Además, aunque estos materiales no son orgánicos, se pueden compostar si no contienen químicos (ej. tinta).

Vidrio

A diferencia de otros materiales, el vidrio es 100 por ciento reciclable y tiene un ciclo de vida ilimitado.

Metales ferrosos y no ferrosos

Ferrosos: materiales y equipos que contienen hierro (ej. estufas y carros)

 

No ferrosos: aluminio, cobre, níquel, estaño, titanio y zinc

 

Con el cuidado y reciclado adecuado, estos materiales se pueden reintroducir a la economía como productos nuevos.

Residuos de construcción y demolición (C&D)

Escombros. Estos materiales en particular contribuyen de forma sustancial al crecimiento de los vertederos. Un ejemplo de esto es la gran cantidad de escombros generados en 2017 dado a los huracanes Irma y María.

Electrónicos y electrodomésticos

Ej. computadoras, celulares, consolas, neveras, microondas, aires acondicionados, etc. 

 

La descomposición de los circuitos en estos residuos es responsable por el 70 por ciento de los lixiviados tóxicos presentes en los vertederos.

Neumáticos

Los neumáticos tienen un gran potencial para ser reusados de múltiples formas. Se estima que en Puerto Rico se desechan a diario unos 18,000 neumáticos usados, un problema medioambiental y sanitario, contribuye a la propagación del dengue.

Otros

Ej. aceites, textiles

¿Qué podemos hacer? 

El manejo de residuos sólidos comienza en el hogar, la escuela, el trabajo y otros ámbitos. Luego de conocer los diferentes tipos de residuos sólidos, podemos tomar los siguientes pasos para asegurar un manejo responsable:

 

Limpiar y separar los residuos

En primer lugar, es importante limpiar y separar los residuos para evitar que se contaminen y asegurar que puedan ser reutilizados. Según el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), la separación en la fuente es la recuperación de los materiales reciclables en su punto de origen. 

 

Según el presidente de la organización Basura Cero Puerto Rico, David de Sevilla Quintero, los residuos deben ser separados para permitir un manejo más efectivo. Asimismo, recomienda limpiarlos y remover cualquier etiqueta, para así dejar los materiales lo más “puro” posible.

 

Identificar centros de acopio y reciclaje

Para evitar que los residuos lleguen al vertedero, debemos identificar centros de acopio y reciclaje correspondiente a las categorías de los materiales para que estos reciban una segunda oportunidad de uso. Puedes acceder a una lista de centros por Basura Cero aquí.

 

Reusar 

Reconocemos que no todes tenemos la misma accesibilidad para llevar residuos a las manos correctas, pero sí podemos reusar materiales a nuestra conveniencia. Un ejemplo de esto es darle un nuevo uso a envases de plástico o cristal y a la ropa. ¡Las opciones son muchas! Se trata de creatividad.

 

“Es seguirle sacando beneficio a lo que ya existe”, expresó De Sevilla Quintero, quien además indicó la necesidad de ser consistente para lograr hacer del reuso un hábito.

 

Otro ejemplo creativo de la transformación de residuos es MALAMAREA por la organización puertorriqueña Columpio Colectivo. Este es un proyecto comunitario de desarrollo cultural, artístico y ambiental que comprende campañas de reciclaje, proceso de recolección, trituración y transformación de plástico a través de la investigación, creación y práctica de malabares. MALAMAREA considera el manejo y reducción de residuos sólidos mediante prácticas creativas. ¡Síguelos en las redes sociales (@columpiocolectiva)!

 

Compostar

Alrededor del 50 por ciento de los materiales en los vertederos son potencialmente compostables (i.e. comida, material vegetativo, papel y cartón). Por lo que, ya sea con la ayuda de lombrices o utilizando el Borikashi Kit—separar los residuos orgánicos nutren nuestra tierra. ¡La mejor composta es la que se hace en el patio! 

 

Las alternativas para utilizar nuestros residuos sólidos como insumos para lograr generar un desarrollo económico, social y ambiental sostenible son muchas— es cuestión de, comenzando desde nuestros hábitos, establecer un manejo de residuos sólidos organizado y oportuno.  

 

“Hay que buscar alternativas y no solo desde nuestras casas, sino también desde la comunidad. Tenemos que insertarnos en procesos dentro de nuestra misma comunidad para en comunidad buscar las diferentes alternativas que hay”, añadió De Sevilla Quintero.

 

Un ejemplo de esfuerzos comunitarios para el manejo de residuos sólidos es Taller Comunidad La Goyco del sector Machuchal en Calle Loíza. Este proyecto se dedica a la creación de programas, iniciativas y oportunidades que resalten la riqueza histórica, social y el potencial de la comunidad. Algunas de las iniciativas de La Goyco con relación a la reducción de residuos es el “Comité Machuchal Limpio” que organiza puntos de acopio para diferentes materiales, talleres de compostaje, trabaja el huerto comunitario y alianzas con otras organizaciones como Martín Peña Recicla y agricultores locales. ¡Síguelos en las redes sociales (@la_goyco y @machuchal.limpio)!

 

“Hay mucho trabajo por hacer. Invito a que se comprenda la importancia de realizar los manejos correctos y aprovechar los residuos”, expresó Pacheco Irizarry, quien además destacó que el cambio debe ser realizado a nivel del gobierno, comunidades e individuos. 

 

¿Y tú? ¿Cómo manejas tus residuos?

 

Pendientes a nuestra próxima y última parte de esta serie, hablaremos sobre los efectos socioeconómicos del mal manejo de residuos y el concepto de la economía circular.

 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Login

Don’t have an account yet? Register here.